Archivo de la etiqueta: Plan de estudios

Podando las ramas

En uno de los artículos anteriores hablábamos sobre todo aquello que no se enseña en la carrera y que necesitaremos. Pero claro, la carrera en sí ya son 6 años, y si quisiéramos aprender esas cosas básicas necesitaríamos al menos uno o dos años más. ¿Cómo remediarlo?

La respuesta es muy simple, se trata de ir podando todas aquellas ramas inservibles para ir aligerando peso y ver los 510 créditos antiguos en cuántos se quedan en realidad. No iremos asignatura por asignatura ya que ocuparía bastantes artículos, pero sí veamos de forma general cuánto podemos reducir:

Sigue leyendo

Anuncios

¿Cuántos profesores hacen falta para cambiar una bombilla?

Atención: Lamentamos el incidente de la foto, al parecer el enlace a la foto correcta era falso, ya se ha retirado.

Todos conocemos el famoso chiste de la bombilla. ¿Cuánta gente hace falta para hacer el trabajo de una única persona?

En Medicina es obvio que se necesita mucha gente, debido no sólo a la complejidad sino a la superespecialización a la que se tiende. No es lo mismo neumología que neurología, ni que anatomía o bioestadística. E incluso dentro de una materia como por ejemplo cardio podemos distinguir grandes secciones, como son las valvulopatías, las arritmias y la patología isquémica.

Pero a pesar del número de profesores que podrían ser “necesarios”, nosotros hemos visto desfilar a más, muchos más. E incluso a algunos ni los hemos visto. Así pues,  la pregunta que nos hacemos es simple:

¿Cuántos profesores tenemos?

Sigue leyendo

Las 10 cosas que necesitarás como médico y que no aprenderás en la Facultad


La carrera de Medicina tiene dos características, contradictorias entre sí, que la distinguen de las demás. Por una parte, es la carrera más larga de todas con una duración de 6 años académicos. Por otra, es la carrera en la que menos preparado se sale para ejercer en su campo.

Pensemos que un ingeniero químico sale de la Universidad y ya está listo para desempeñar su trabajo. Ciertamente tendrá que familiarizarse con cuestiones menores, pero es perfectamente capaz de hacer las tareas propias de su profesión. Lo mismo ocurre con arquitectos, abogados, profesores, biólogos…Están listos para empezar a trabajar.

Con los médicos no. Todos tenemos claro que un Licenciado en Medicina no es un médico. Es necesario meterlo a hacer la residencia para que aprenda lo que le falta, olvide la parte de cosas inútiles que aprendió y en uno o dos años ya podremos empezar a hablar.

Resulta ridículo que en 6 años no haya tiempo para enseñar las cosas básicas. Y es que no hablamos de profundizar en la neuroanatomía o aprenderse todas las técnicas quirúrgicas. Hablamos de cosas como poner un vendaje o hacer una simple sutura.

Así pues, aconsejamos a los profesores que tomen nota de los siguientes 10 puntos, que resumen las deficiencias más importantes del plan de estudio y que por nuestro propio bien deberían solucionarse cuanto antes.

Sigue leyendo

Bolonia: la oportunidad perdida

En Junio de 1999 los ministros de educación de 29 países europeos firmaron  una Declaración en la que se proponía la creación de un Espacio Europeo de Educación Superior, por el que los estudiantes y graduados pudieran circular libremente y continuar sus estudios independientemente del país en el que estuvieran. Con la firma se inició un proceso que dura hasta nuestros días y que toma el nombre de la ciudad donde se firmó el acuerdo. Se trata del Proceso de Bolonia.

El objetivo principal de todo el Proceso es que un alumno que por ejemplo, llevase 2 años haciendo Medicina en Murcia, pudiera ir a hacer el resto de la carrera en Berlín y al acabar ir a hacer el doctorado a Dublín y luego finalmente conseguir un puesto de trabajo en Nápoles. Y todo sin tener que estar revisando compatibilidades, convalidaciones, papeleo, etc.

Pero para poder cumplir algo así, era necesaria una convergencia de todos los sistemas universitarios.

Sigue leyendo