Podando las ramas

En uno de los artículos anteriores hablábamos sobre todo aquello que no se enseña en la carrera y que necesitaremos. Pero claro, la carrera en sí ya son 6 años, y si quisiéramos aprender esas cosas básicas necesitaríamos al menos uno o dos años más. ¿Cómo remediarlo?

La respuesta es muy simple, se trata de ir podando todas aquellas ramas inservibles para ir aligerando peso y ver los 510 créditos antiguos en cuántos se quedan en realidad. No iremos asignatura por asignatura ya que ocuparía bastantes artículos, pero sí veamos de forma general cuánto podemos reducir:

1. Asignaturas inservibles

Evolución y adaptación al medio ambiente. Una extraña mezcla de Ciencias de la Tierra de bachillerato y algunos apuntes dispersos sobre la evolución, en la que se nos enseñan el ciclo del agua o la contaminación del aire. Está claro que es una asignatura hecha a medida para crear puestos.

-4,5 CRÉDITOS

Física médica. Bonita asignatura en la que los profesores se limitan a enseñar a media docena de alumnos a dirigir las prácticas para que ellos se encarguen de todo, pedir memorias de trabajos que ni se leen y dar apuntes y preguntas de libros antiguos. Cuestiones como tensión superficial o efecto venturi, que ya hemos visto en el instituto y para lo único que no sirven es para nuestra carrera.

-6 CRÉDITOS

Cirugía de mama. Una asignatura para una sola enfermedad no está justidicada. Hay enfermedades más complejas y también más letales, y con mayor repercusión, pero no por ello tienen materia, examen y profesor propio. Lo que debe hacerse es integrarla en ginecología, que para eso existe.

-3 CRÉDITOS

Anatomía patológica especial. Como ya dijimos en su artículo, más del 80% del contenido está repetido. Teniendo una hermana menor donde ya se explica la anatomía patológica, la especial sobra completamente.

-9 CRÉDITOS

2. Asignaturas reducibles

Hematooncología. Nadie cuestiona la primera parte, pero otra cosa es la segunda. Prácticamente todo el temario de la oncología está visto ya en otras partes: Cáncer de pulmón, en cirugía torácica y otras; Cáncer colorrectal en digestivo; Cáncer de mama…por favor, si tenemos toda una asignatura sobre ello, y en el mismo curso académico. Por eso la oncología debería eliminarse de la asignatura.

-3 CRÉDITOS

Patología general. Esta asignatura gigantesca de 21 créditos podría ser importante si no fuera porque viene precedida por una Fisiología de 22,5 créditos y continuada por más de 50 créditos en asignaturas de Médica. La PG se encuentra en el punto de unión de la fisiología con la patología específica, y es bueno que tengamos unas nociones básicas, pero eso no son 21 créditos, porque se está repitiendo la mitad de la Fisiología del año anterior. Es una cuestión de sentido común, que si me das 20 créditos para decirme cómo funciona el corazón, ya casi deduzco como va a fallar, pero no puede haber 20 créditos en el fallo. Así pues, la asignatura debería reducirse al menos al 50%, por no decir de integrarla en Fisiología.

-10,5 CRÉDITOS

Anatomías. 36 créditos de anatomía son demasiados. Anatomía es una de las materias más importantes del primer ciclo, eso es evidente. Es necesario conocer cada hueso, cada músculo del cuerpo, saber las relaciones de los órganos…pero todo tiene un límite. No es aceptable que haya toda una asignatura sólo para el sistema nervioso, tan larga como la del aparato locomotor entero. No lo es conocer cada protuberancia y cada línea de los huesos, porque no nos va a servir de nada en la carrera. Y también se podría ahuecar en muchas cosas, pero no profundizaremos en ello. Concluiremos simplemente con que de las 3 asignaturas se podrían sacar 2 perfectamente.

-12 CRÉDITOS

Pediatría II. Esta Pediatría comete el mismo error que APE, repitiendo hasta la saciedad cuestiones que ya hemos visto. 13,5 créditos viendo las mismas enfermedades de siempre: neumonías, diarreas, diabetes, epilepsias…Y aparecen en Pediatría II únicamente porque se dan en el niño, pero no de forma diferente al adulto. Y cuando es así, supone apenas una nota diferenciadora frente a páginas y páginas de repeticiones. Por ello lo mejor es seleccionar ese contenido “inédito” y reducir todo lo demás, por no hablar de integrarlo directamente en Pediatría I.

-6,5 CRÉDITOS

3. Asignaturas dobles

Microbiología y Enfermedades Infecciosas. La diferencia teórica está muy clara. En una se dan los bichos y en la otra se dan las enfermedades que producen. La realidad es que en Microbiología vemos los bichos y las enfermedades, y en Infecciosas…bichos y enfermedades. Peor es en Infecciosas, ya que todas las enfermedades ya las hemos ido viendo en sus respectivas asignaturas. Tuberculosis en respiratorio, las diarreas infecciosas en digestivo, las meningitis en neurología. La solución práctica es hacer una separación estricta de las dos, reduciendo la carga, y adelantando Infecciosas a un curso donde sea más útil.

-10 CRÉDITOS

Farmacologías. El problema vuelve a ser el mismo. Una asignatura en que aprender los aspectos básicos de la farmacología y memorizar fármacos que no sabemos para qué sirven, y luego otra asignatura donde repasarlos cuando ya los hemos visto en el transcurso de una a otra. La opción por dónde cortar puede ser un poco más compleja, aunque una posibilidad sería eliminar las listas de fármacos de la primera Farmacología y limitarla al ciclo LADME, que es lo que de verdad interesa.

-7,5 CRÉDITOS

Psicología y Psiquiatría. En este caso la balanza se inclina más por la segunda asignatura. La psiquiatría tiene un cuerpo de contenidos, mientras que la psicología realmente no tiene mucha razón de ser. Salvo los trastornos somatomorfos que nos enseñan en profundidad en psiquiatría y algunos conceptos como los modelos de médico, no tiene mucha más razón de ser. El temario mismo es un amalgama de ideas a menudo confusas y que nada tienen que ver con una programación a enseñar.  Lo ideal sería eliminar la asignatura y cualquier idea interesante pasarla a psiquiatría o a otras asignaturas que pueda servir, como en medicina preventiva o la anamnesis y exploración de la PG.

-9 CRÉDITOS

4. Quirúrgicas

Todos conocemos la famosa separación entre médico y cirujano, aunque ya no se puede hablar de médicos y cirujanos “puros“, sino de distintos grados de médico-quirúrgicas.

La cuestión es que nosotros en el plan de estudios tenemos las asignaturas separadas en médicas y quirúrgicas. El sistema podría ser medianamente eficaz si no fuera porque realmente no existe una parte quirúrgica per se, sólo son materias médicas que acaban con un tratamiento quirúrgico. Ni la primera parte les corresponde, ni la segunda la profundizan siquiera, limitándose a nombrar la técnica quirúrgica y poco más. Y es que poner en el tratamiento “lobectomía” no justifica ya que se dé toda una asignatura quirúrgica.

¿Por qué se da entonces esta separación? Porque aunque en la teória realmente no existe, en la práctica sí, y son esos médicos y cirujanos los que nos van a dar las clases. Así, la típica confrontación de médicos y cirujanos se extiende a las aulas y los planes de estudio, trazando líneas donde no las hay.

El resultado final es lo de siempre: duplicidad y solapamientos. Y extraños sistemas de evaluación, estando algunas totalmente separadas, otras compartiendo examen pero no profesores, otras compartiendo examen pero evaluándose por separado… Todo para que los cirujanos tengan su asignatura privada, claro está.

La solución es simple de contenido, integrar las médicas y quirúrgicas, pero complicada por las rivalidades y luchas internas. Algo tan sencillo como hacer medico-quirúrgicas de aparatos es imposible porque el médico y el cirujano se caen mal.

– 10 CRÉDITOS (mínimo)

RESULTADOS

-4,5 CRÉDITOS

-6 CRÉDITOS

-3 CRÉDITOS

-9 CRÉDITOS

-3 CRÉDITOS

-10,5 CRÉDITOS

-12 CRÉDITOS

-6,5 CRÉDITOS

-10 CRÉDITOS

-7,5 CRÉDITOS

-9 CRÉDITOS

– 10 CRÉDITOS (mínimo)


TOTAL…………………………………………………………..91 CRÉDITOS

En conclusión, si quitásemos todas las repeticiones, duplicidades, o simplemente cosas inservibles, sacaríamos 91 créditos, más de un curso académico. Y todo estos recortes son muy superficiales, a saber cuántos sacaríamos con todo el contenido inútil de cada asignatura.

La cuestión es que se podría reducir la carrera a 5 años, en la que los profesores podrían meternos las tonterías que quisienen, y luego dejarnos el último año para aprender las cosas que realmente necesitamos. Todos contentos, ¿no?

Anuncios

2 Respuestas a “Podando las ramas

  1. Un discurso admirable.

  2. Medio ambiente, ecologìa…. jajaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s